Seleccionar página

La netiqueta es responsabilidad tuya, mía y de todos.

Los comentarios que escribes en Internet y el contenido que compartes deja un rastro, como nodos interconectados, que si los analizas y los interpretas, te dará como resultado una radiografía de tu “yo digital”.

Es posible que no corresponda a como eres.

Antes de profundizar más, pégate bien a la pantalla y mira el vídeo. Sus dos minutos (aproximadamente) de duración prometen…

 

Va cogiendo forma la frase del principio:

La netiqueta es responsabilidad tuya, mía y de todos.

¿Qué es la netiqueta?

La netiqueta es un compendio de pautas que nos explican cómo debemos comportarnos en un un entorno digital.

Como has visto en el vídeo anterior, hay comentarios que pueden herir la sensibilidad de otros.

Pensar “ellos/as ya saben a lo que se exponen”, es un grave error. Los medios sociales son espacios de conversación y de convivencia.

El respeto es la base y empieza desde uno mismo.

A veces el entorno virtual te hace olvidar que hay más personas como tú. Hay que ser consciente de que no estás solo.

El objetivo de la #netiqueta es educarte y enseñarte a cómo debes actuar para que la convivencia en #redessociales sea positiva. Clic para tuitear

Las conductas no distan de lo que encuentras en la realidad solo que aquí, el medio es digital y estas prácticas se miden en interacciones, quiero decir, lo que comentas, compartes de ti y difundes de otros.

Duncan J. Watts explicó en su libro “Seis grados de Separación”, que los seres humanos podemos acceder a una persona objetivo con una diferencia de seis grados de separación.

Dicho de otro modo, hay cinco personas entre nosotros y la sexta sería la persona a la que queremos alcanzar.

👉 Las redes sociales han reducido drásticamente esta distancia.

 

Netiqueta: Consejos de uso

Antes de adelantarte las recomendaciones de uso de la netiqueta, tienes que saber que la base de todas estas actuaciones se basa en algo muy simple y que a veces se olvida:  el respeto.

Una vez aclarado el punto pasamos a los consejos.

 

Ponte en el lugar de la otra persona

Netiqueta Imagen

¿Crees que le gustará que hablen mal?

Esta netiqueta es muy importante: ¡cuidado lo que compartes!

Los contenidos que compartes en las #redessociales lo ven tus seguidores y los no seguidores, esa comunidad invisible que tú piensas que no están presentes pero ahí los tienes pendientes de ti. Clic para tuitear

👉 No des información privada, ni compartas ningún dato que pueda comprometerte.

He visto directos en Instagram donde se comparten direcciones de domicilio. Otros anuncian sus vacaciones, dejando su casa desprotegida.

Nunca se sabe quien puede estar detrás de la otra pantalla.

Ten mucho cuidado.

 

Ante ataques negativos, mantén la calma

Mi recomendación ante comentarios ofensivos es que no regales protagonismo a la persona que te lo escriba. Si la cosa va a más, utiliza los bloqueadores y denuncias de cada plataforma social.

👉 Si la gravedad empeora, denúncialo a las autoridades pertinentes. 

Existen diferentes perfiles que actúan de forma dañina:

📛Los trolls: son instigadores que buscan ser el foco de atención. El anonimato es su poder.

📛Los haters: son parecidos a los primeros con la diferencia que se enfocan en un perfil objetivo atacándole a base de injurias e insultos. Estos perfiles suelen ser conocidos y en casos de crisis de marca suelen quejarse por una mala experiencia.

 

Netiqueta el mensaje

👉 Cuidado como escribes los comentarios en las redes sociales.

En el mundo digital escribir en MAYÚSCULA es gritar y es agresivo para el lector.

Escribe de manera correcta, esto hará que la gente te tome en serio y si además trabajas tu marca personal en redes sociales, darás una imagen de confianza y profesionalidad.

Incorporar emojis te ayudarán a suavizar el mensaje y a conectar emocionalmente con tu receptor.

👉 Comunica de forma transparente.

Como te expliqué en el artículo de las “Fake News”, las noticias falsas buscan manipularte para que luego las compartas entre tus contactos.

No mientas ni des información falsa.

 

SPAM, SPAM

¿Has recibido mensajes de contactos que, sin haber interactuado contigo, parece “la Biblia”?

¡YO SI!   😡 (Perdón, he gritado)

Evita esta mala praxis.

Ten presente: no hagas tú lo que no quieres que te hagan.

Y ya el colmo es recibir mensajes en cadena fuera de contexto, sea por la vía que sea (email, Whats App, mensajes internos…). 

 

Conoce la red social en la que te encuentras

Es primordial entender la normativa de uso de las redes sociales y su finalidad. Aprender sus funcionalidades básicas te ayudará a publicar con coherencia y criterio.

¿Quieres que en futuros artículos te comparta la guía de funcionamiento de las redes sociales más importantes?

Déjame tu comentario y juntos haremos crecer el blog con más contenido.

¿Seguimos con otro consejo sobre el uso de la netiqueta?

 

Comparte lo que sabes

Muéstrale al mundo los conocimientos acerca del sector en el que te mueves. Internet es un mundo de información y las redes sociales “un planeta” donde compartirlo.

Y no solo eso, sigue a los profesionales referentes e interactúa con ellos (sin agobiar),

😉¡Dale un “+1” a tu sabiduría!

 

Vigila la privacidad de los demás

¿Tienes a mano la foto de tu amigo y estás pensando en compartirlo? Es mejor que antes, le pidas permiso. Sin consentimiento no hay publicación.

Por otro lado, tú tienes el mismo derecho a solicitarlo. Si no se ha retirado, ponte en contacto con los administradores del medio donde se haya publicado. Si pasado un tiempo no te hacen caso, denúncialo a las autoridades pertinentes.

 

¿Eres lo que publicas?

Conclusión

En resumen, todos somos consecuentes de nuestros actos. Lo que decimos y hacemos hace que los demás nos perciban de una manera u otra.

Aunque la netiqueta se enfoque en el ámbito digital, se puede extrapolar a nuestra realidad.La diferencia se encuentra en las interacciones (como te he comentado al principio).

Ambos “mundos” conviven unidos.

A las personas nos gusta:

Tener privacidad

Respeto

La transparencia sin mentiras

Compartir y aprender

Es una utopía pero está en ti y en todos poderlo conseguir.

Y como reflexión final:

Yo no creo que los malos comportamientos sean culpa de las #redessociales en sí, más bien, por su mal uso. Clic para tuitear

Es necesario que las nuevas generaciones aprendan a utilizarlas y además, se formen en metodologías preventivas y sigan los consejos marcados en la netiqueta.

¡Hasta aquí el artículo de hoy! ¿Qué te ha parecido?

Estaré encantado de leer tu respuesta en los comentarios de más abajo.

¡Hasta el siguiente capítulo!

 

Sé uno de los más de 200 miembros que están recibiendo contenidos de calidad

Consentimiento

You have Successfully Subscribed!

Share This